Entrar 
  Buscar

 

TRAUTONIUM: el padre de los sintetizadores
By FAXTER: 11/11/2021

 

= El descubrimiento.
 

Cierto día, al entrar en el navegador, me tropiezo con un Google Doodle conmemorativo (creo) del aniversario de la invención del TRAUTONIUM.

Ese extraño nombre, que me lleva a pensar en algún raro dinosaurio, despierta mi curiosidad ... ¿qué tendrán que ver los dinosaurios con los sintetizadores?.

Me decido a buscar información y quedo asombrado de la cantidad de documentación que Internet acumula sobre el "individuo" en cuestión. No parece ser, precisamente, un bicho raro!

Pero lo que más me impresiona es que, para mi, que había leído bastantes cosas sobre sintetizadores y demás "cacharros" musicales, el Trautonium o Trautonio era un perfecto desconocido. Más aun, porque desconocía que representa el punto de partida para todos ellos... es su padre!

El Trautonio es capaz de producir sonidos tan diversos como voces humanas, sonidos de animales, sonidos metálicos y también música. Su característica principal visible es que no tiene un teclado al uso, sino un controlador manual (dos, en algunos modelos) compuesto por una pletina metálica y una cuerda también metálica.

Su sonido está presente en muchos efectos especiales para radio y TV, así como en el cine y en obras de músicos modernos. Podemos decir entonces que es un instrumento de permanente actualidad. Es más, de hecho se siguen fabricando Trautonios.

 


= Los comienzos.

Aunque sobre la historia podéis encontrar multitud de información en la red -y por eso no tiene mucho sentido repetirla aquí-, me parece relevante hacer unas cuantas reseñas para situarnos.

- Esta historia tiene lugar en Alemania.
- Alemania estaba sumergida en una crisis profunda después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

- A principios de los 20, gracias a la "Ley del Gran Berlín", la capital se transforma para convertirse en la mayor ciudad industrial de Europa y, poco más tarde, en la metrópoli cultural de los años 20 donde el arte y la cultura experimentaron un auge desconocido hasta entonces.

- En 1934 comenzaría el imperio de la Alemania nazi, que llegaría a su fin con la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).


Hacia 1924 parece que que empezaron a tomar forma las primeras ideas para que por fin, en 1930, el primer Trautonio hiciera su presentación pública en la Neue Musik Berlin 1930, un festival exclusivo para instrumentos eléctricos y composiciones creadas para los mismos.
Después le siguieron numerosas apariciones públicas.

 



Concierto de intrumentos eléctricos durante la feria IFA de 1933 (El 3º por la izquierda es Oskar Sala).

 

 

= Los artífices.

En esta historia participan dos hombres clave: Friedrich Trautwein y Oskar Sala, sin ellos el Trautonium seguramente ni llegaría a existir como ... ¿dinosaurio? ;-)

En las fotografías superiores podemos ver a los dos protagonistas junto al primer Trautonio oficial.


Friedrich Trautwein (1888-1956), alemán, era ingeniero eléctrico.
Trautwein, de cuyo nombre deriva el Trautonium, también estudió Física y se doctoró en ingeniería.
En 1929 ocupó un puesto docente en la Academia de Música del Estado de Berlín, donde comenzó el desarrollo temprano del Trautonio con el patrocinio y la guía del compositor Paul Hindemith.

La primera versión del Trautonio se completó en 1930.
En 1933 se fabricó una versión comercial producida por Telefunken: el Telefunken Volkstrautonium.
Después del fracaso comercial de su invención, Trautwein abandonó el instrumento al compositor y virtuoso del Trautonio: Oskar Sala.

Oskar Sala (1910-2002), alemán, estudió piano y órgano.
Se quedó fascinado cuando descubrió los experimentos que Trautwein estaba realizando con el Trautonium y se unió a él como ayudante.

Decide estudiar física en la Universidad de Berlín porque era consciente de que, para sacarle el máximo partido al Trautonio, no era suficiente con ser un buen intérprete sino que, además, era necesario tener conocimientos científicos.

Sala, dedica toda su vida al Trautonio.

En 1935 crea el Rundfunktrautonium (Radio-Trautonium) y, más adelante, otras variantes que culminan en el Mixtur-Trautonium, instrumento que seguirá perfeccionando hasta el fin de sus días, 
convirtiéndolo en uno de los instrumentos más singulares que ha habido a lo largo de la historia de la música electrónica.



Oskar Sala en una de sus apariciones tocando un Mixturtrautonium.

 

La historia de Oskar Sala y el Trautonium es apasionante. Para leerla os recomiendo el siguiente enlace en Audionautas.com donde se hace una interesantísima y completa recopilación de datos, bien documentada y amena:

Enlace: Oskar Sala: el último artesano.



= El invento.

 

En apariencia, el primer Trautonio era un "artilugio" electrónicamente bastante sencillo para los tiempos de hoy.
Según consta, su corazón era un generador maestro de señales basado en una lámpara de neón. La señal obtenida se pasaba por filtros resonantes en paralelo, un pedal de volumen, y, finalmente, se enviaba al amplificador de una radio (externa) para ser escuchada por medio de su altavoz.

 

Imagen del primer Trautonium de 1930 con su “teclado” y su pedal de volumen.

 

 

La figura de abajo muestra el generador maestro. Es un oscilador de relajación (tipo oscilador Pearson–Anson) compuesto de una resistencia (R), un condensador (C) y una lamparita de neón (N).

Gracias a la carga y descarga del condensador (tiempo de carga dependiente de R-C y el de descarga dependiente de C-N) que controla el disparo y la extinción del neón se consigue una señal alterna de frecuencia X muy similar a la de dientes de sierra, una señal con gran riqueza de armónicos.

 Como la frecuencia de la señal de salida depende en gran parte de la constante de tiempo R-C, variando únicamente el valor de R conseguiremos variar el tiempo de carga y, por tanto, la frecuencia de la señal generada.

En el Trautonio, el manual (“teclado”) lo que hace es ofrecer una resistencia que varía en función del punto en que se presiona la cuerda contra la platina. De esta forma se está variando la R y, como consecuencia, variando la frecuencia de salida. Así es como logra generar las frecuencias de, aprox., 400Hz a 4KHz.

 

 

Como "teclado" (figura superior) llevaba un controlador simple, inspirado en el Hellertion, compuesto por una pletina de metal (2) y una cuerda metálica de unos 70 cm. (1) que permitía generar sonidos más graves o agudos dentro de un rango de tres octavas y media. Un conmutador posibilitaba transponer el "teclado" para trabajar en octavas más altas o más bajas.

 

 La figura superior muestra un esquema simplificado del conjunto de elementos que configuran un Trautonio inicial: el generador maestro, una red de desacoplo y un filtro R-L-C que permite dar coloración al sonido.

Abajo, uno de los esquemas que (según dice) diseñó Trautwein.

 

Y otro esquema posterior, de la época en la que Telefunken ya participa en el desarrollo del Trautonio.


Como puede apreciarse (a la izquierda del esquema), en el generador maestro se incorpora ahora una válvula thyratron y se elimina la lamparita de neón.

Los generadores con lamparita de neón exclusivamente presentaban problemas de estabilidad y pureza en la señal generada (fluctuaciones de tono), así que, se fueron corrigiendo estos problemas con empleo de una válvula thyratron ya que permitía una mayor precisión gracias a su rejilla de control.

En el centro del esquema se pueden observar los filtros R-L-C que permiten colorear el sonido. Las bobinas (L) son las mismas que conforman los transformadores que sirven para aislar la DC y acoplar la señal sonora al siguiente paso.

A la derecha del esquema, el amplificador final con su altavoz.

 

Dentro de esta aparente simplicidad electrónica, se esconden aspectos significantes y novedosos para la época en la que fue concebido.

- Se emplean por vez primera señales en diente de sierra para generar sonidos y estas tienen la peculiaridad de que, a diferencia de las senoidales, son muy ricas en
armónicos pares e impares (algo esencial para el proceso posterior).

- Se trata la señal con filtros que permiten suprimir armónicos y dejar pasar sólo aquellos que interesan. Este proceso, muy próximo a la
síntesis substractiva (que es la base en la que se sustenta el funcionamiento de los sintetizadores), posibilita la generación de casi cualquier sonido y múltiples timbres.

- El conmutador transponedor de octavas, permite generar una amplia gama de frecuencias audibles con un solo "teclado" de dos octavas y media.



= La evolución.


Una vez que el Trautonium dio sus primeros pasos (no sin bastantes tropiezos) y pasó a ser custodiado por Oskar Sala, sufre montones de variaciones a lo largo del tiempo con muchísimas mejoras y nuevos circuitos añadidos llegando a su máxima expresión con la versión Mixturtrautonium, lo que ya lo convierte en un instrumento musical excepcional.

Enlace: Galería fotográfica del Trautonium a lo largo de la historia.

 

Oskar Sala manipulando su Mixturtrautonium versión transistorizada.


Como describen en la biografía de Oskar Sala (www.audionautas.com):

"El resultado musical es el que convierte al Mixturtrautonium en uno de los instrumentos más singulares y con un sonido más denso y rico en matices que ha habido a lo largo de la historia de la música electrónica.”

 

 

= Presente y futuro.

 

Oskar Sala (fallecido en el año 2002) se dedicó en cuerpo y alma al desarrollo del Trautonio. Durante 70 años investigó, creó, compuso obras musicales y sonorizó multitud de películas y documentales para cine y televisión, grabó discos, dio conciertos, conferencias, etc., etc. pero jamás le atrajo la labor docente sobre el Trautonium. Por este motivo Sala nunca tuvo discípulos que pudieran continuar con su obra.

Se puede decir que el Trautonium, como tal, se muere con Oskar Sala. Sin embargo, deja tras de si cuantiosos avances para que otros “bichos” musicales pudieran ver la luz, desarrollarse y popularizarse, como es el caso de los sintetizadores.

Lo cierto es que, el Trautonio, no está completamente muerto.

Una compañía alemana, Doepfer, se dedica en la actualidad al desarrollo de una versión modular del Trautonium con tecnología moderna.

Otra compañía, ya mencionada, dedicada a la construcción de Trautonios: Trautoniks.

Cada vez más músicos empiezan a interesarse por este instrumento para sus composiciones, lo cual hace pensar en un resurgimiento del Trautonium que puede depararle todavía un esplendoroso futuro.

No obstante, ¿sabe alguien lo que tiene en mente el futuro?… Yo no ;-)

 

 

 

¿ FIN ?

(las interrogantes son por lo dicho anteriormente sobre "la mente" del futuro)

 

 

www.Faxter.es [ desde el 2008 ... hasta el infinito! ]