Registrarse  Entrar 
  Buscar
Biblioteca: TRUCOS
T.009 Minimizar

 

  Amplificadores: medición de la potencia ⇔ 

[ by FAXTER ]


Cuando escuchamos o leemos cosas relacionadas con la potencia de salida de los amplificadores de potencia de audio (igual que sucede con lo relacionado sobre la potencia de los altavoces) suele paralizársenos la neurona porque, cuanto más intentamos absorber, menos nos enteramos del asunto.


Potencia Musical, potencia PMPO y otras milongas que nos cuentan los fabricantes para, sobre todo, vendernos amplis (y/o altavoces) aparentemente potentísimos cuando no lo son tanto, dificulta  enormemente el poder hacer comparaciones entre diferentes equipos porque no se sabe a ciencia cierta de donde saca cada cual tales cifras o que equivalencias tienen.

Entonces, ¿qué hacemos?
Olvidarnos de todo y tomar únicamente como referencia válida aquella que nos hable de LA POTENCIA con mayúsculas … la que nos permite medir, calcular, comparar, etc. y la que es común a todos los fabricantes: la potencia RMS!

En síntesis, la potencia RMS (Root Mean Square o Valor Cuadrático Medio) es la potencia eficaz que un amplificador puede aplicar sobre un altavoz de forma continua. Por eso se suele decir que es la “potencia real” que es capaz de entregar un amplificador.

Lo que aquí vamos a tratar es como medir prácticamente dicha potencia RMS y para ello necesitaremos una señal senoidal de 1000Hz, 1 o 2 polímetros, una carga artificial no inductiva (adaptada a la potencia y la impedancia de salida del ampli) y, opcionalmente, un osciloscopio.
Si no disponemos de un generador de señales podemos utilizar cualquier fuente que reproduzca un tono senoidal de 1000Hz: generador de B.F.  virtual (ordenador) o cualquier dispositivo que reproduzca un fichero WAV, MP3, etc. con esa señal. En la sección de DESCARGAS hay un fichero ZIP, llamado: "señales senoidales", que contiene varios MP3 con los tonos más habituales para pruebas de este tipo.
También podéis encontrar en Internet osciloscopios virtuales para el ordenador.  




En esta primera figura podemos observar como conectar todos los elementos para medir la potencia RMS de nuestro ampli.
Uno de los polímetros está midiendo el voltaje (V) de salida de la señal senoidal y el otro la corriente (I) de la misma. Ambos polímetros se dispondrán para hacer mediciones en alterna (AC) ya que dicha señal es alterna.

Si sólo disponemos de un polímetro deberemos hacer primero una de las medidas (V o I); apagar el ampli, colocarlo de nuevo en el circuito para hacer la otra medida, encender el ampli y medir de nuevo. Con esto conseguimos igualmente la Vef y la Ief pero de forma separada.

Los polímetros miden siempre un valor EFICAZ (Vef e Ief). Si hacemos el calculo de la potencia con valores eficaces: Pef = Vef * Ief  (V en voltios e I en amperios), obtendremos como resultado la potencia eficaz (Pef) en vatios (W), o sea: la potencia RMS. 

Importante1: la señal senoidal de salida del amplificador debe estar reproducida perfectamente a un nivel muy próximo a la saturación pero sin llegar a recortarla (señal recortada en rojo).

Importante2: la respuesta del amplificador debe ser plana, por ello los controles de tono deberán estar suprimidos (si es posible) o colocados en su posición central (sin realce ni atenuación) para evitar que modifiquen la forma de la señal. Así mismo deberá desconectarse cualquier otro tipo de filtros (como el Loudness, etc.) que puedan afectar a la señal.

En este caso, el osciloscopio sólo se utilizaría para visualizar que la señal se encuentre en dicha condición y poder hacer un ajuste preciso de la misma.

En el caso de no disponer de algún sistema que nos permita visualizar la señal, tendremos que hacer algún cambio, agudizar el oído y conformarnos con un resultado menos preciso pero que puede ser  suficientemente aproximado para nuestros cálculos bricoelectrónicos.

Deberemos sustituir la resistencia de carga por un altavoz común (adaptado a la potencia y la impedancia de salida del ampli) e ir subiendo el volumen del amplificador a la vez que escuchamos con atención el sonido emitido por el altavoz.
El sonido de la señal antes del recorte será nítido y claro. En cuanto empiece a recortar se notará que el sonido cambia, se escuchará más sucio y ruidoso … hay que buscar ese punto anterior al que la señal deja de sonar limpia y clara y proceder a la medición.


Ojo: este sistema (con escucha) puede producir malestar y posibles daños auditivos si se trabaja con elevados niveles de potencia y/o durante un tiempo prolongado, por lo cual deberá emplearse únicamente con amplificadores de pequeña potencia y durante cortos espacios de tiempo.


Otra forma de medir prácticamente la potencia de un amplificador es como se muestra en la segunda figura.



Para esta práctica no necesitamos los polímetros pero sí un osciloscopio ya que será necesario medir el voltaje de pico (Vp) de la señal de salida.  

El osciloscopio nos mide siempre valores DE PICO y no valores eficaces como sucede con los polímetros, por lo tanto, si utilizamos como V un valor de pico obtendremos una potencia de pico y no una potencia eficaz o RMS.
Esto tiene fácil solución … si convertimos previamente la V de pico (Vp) a V eficaz (Vef) ya podemos operar y obtener la potencia eficaz (Pef) o RMS, que es la que nos interesa, sabiendo que:  Vef = Vp * 0,707
 
La V de pico es la medida de la señal tomada desde la línea central del osciloscopio hasta su pico más elevado. Ya que ambos picos serán iguales, podemos medirla sobre el pico del semiciclo positivo (indicado como “+” en la figura) o sobre el pico del semiciclo negativo (indicado como “-”).
En la fórmula indicada: P = V2 / Z  entraremos: Pef = (Vp * 0,707)2 / Z … y así obtendremos la potencia efectiva o potencia RMS en vatios.

Como en el caso anterior, podríamos utilizar un altavoz común para realizar esta prueba y un polímetro (que ya nos mediría la Vef directamente), sin necesidad de un osciloscopio, pero sería necesario ese ajuste de la señal “a oído” lo cual resta precisión a la medida.
En este caso trabajaríamos directamente con la fórmula indicada: Pef = Vef2 / Z  para obtener la potencia RMS.


Recordemos:  PRMS = Pef


Otra forma aproximada de comprobar el estado de la señal cuando no disponemos de un osciloscopio (sin hacerlo “a oído”, o sea, utilizando la resistencia de carga y no el altavoz) sería midiendo con el polímetro el voltaje de la misma (tal y como se ve colocado en la primera figura).

Se irá subiendo lentamente el volumen del amplificador a la vez que observamos la V medida.
Esta V irá aumentando conforme vaya aumentando el volumen hasta que, llegado un momento, la V ya no aumenta más aunque sigamos subiendo el volumen. Es en ese punto previo al estancamiento de la V donde debemos fijar el volumen del ampli, ya que nos está indicando que la señal se recorta a partir de ese punto.




T.008 Minimizar

 

  Fijación de altavoces a las cajas ⇔ 

[ by FAXTER ]
 

Un detalle importante que a menudo se pasa por alto cuando fijamos los altavoces a sus respectivas cajas y que tiene que ver con fallas en el funcionamiento de los mismos es la forma en que los atornillamos.

En ocasiones la superficie de las cajas no es todo lo uniforme (plana) que parece y ello obliga al altavoz a deformarse al fijarlo a la caja provocando que el sonido emitido por el mismo presente problemas. Esto es así, sobre todo cuando los altavoces utilizados poseen carcasas (campanas) poco rígidas ya que, al deformase estas, provocan el descentrado de la bobina y su roce innecesario con el motor del altavoz.   

Hacerlo bien está en nuestro conocimiento y en nuestras propias manos.



Lo que debemos hacer siempre es ir colocando los tornillos en cruz, como se muestra en la figura. Colocamos el primero, sin apretarlo a fondo, y continuaremos por el que tengamos diametralmente enfrente u opuesto, el cual dejaremos también sin apretar a fondo.
Colocaremos el siguiente en medio de ambos. Luego su enfrentado diametralmente y así sucesivamente hasta el ultimo tornillo … siempre sin apretar a fondo!
Finalmente, y en orden igual al anterior, iremos apretando a fondo cada uno de los tornillos hasta su completa fijación.

Si disponemos del equipamiento necesario podemos hacer lo mismo pero de manera más profesional … esto es, atornillar el altavoz “en caliente”, o sea: en funcionamiento (ver figura).

Para ello procederemos de la misma forma que se ha comentado anteriormente a la vez que le inyectamos al altavoz una onda senoidal de unos 5 o 6 Hz por medio de un amplificador de potencia que haga desplazar el cono del altavoz al borde de su límite.
Esta señal es inaudible para el oído humano pero provoca una especie de “bufido” en el altavoz que sí es capaz de apreciar perfectamente el oído y así detectar durante todo el proceso si la bobina está correctamente centrada o si acusa algún rozamiento permitiéndonos saber al instante qué tornillo está provocando la deformación y actuar en consecuencia.

Este sistema de inyectar una señal senoidal de 5 o 6 Hz por medio de un amplificador también es válido para comprobar si hay alguna deformación en los altavoces que ya estaban fijados a las cajas con anterioridad. Su forma de “bufar” nos indicará si la bobina se está desplazando libremente o si, por el contrario, está sufriendo rozaduras.  

En la sección de DESCARGAS hay un fichero ZIP, llamado: "señales senoidales", que contiene varios MP3 con los tonos más habituales para pruebas de este tipo.


T.007 Minimizar

 

  ⇔ Soldadura profesional en 5 segundos  

[ by FAXTER ]

La mayoría de los problemas electrónicos tienen su origen en las malas o deficientes soldaduras y, aunque soldar aceptablemente bien no es algo complicado, se requiere un preciso conocimiento de como hacerlo correctamente.

 
# Es imprescindible que TODOS los elementos que intervienen en la soldadura (punta del soldador, pistas, componentes, estaño, etc.) estén lo más limpios posibles y exentos de oxido, grasa, polvo o cualquier tipo de residuos.

# Será necesario utilizar el soldador y estaño adecuados según lo que se desee soldar.
Un soldador tipo lápiz, con punta de larga duración, de unos 25-35 vatios (W) y estaño en hilo, con alma y un  porcentaje de 60% estaño y 40% plomo, serán los indicados para la mayoría de las soldaduras en electrónica.   
 

Una buena soldadura no ha de ser muy breve ni demasiado larga. Si es muy breve puede quedar fría (a medio hacer) y si es muy larga corremos el riesgo de estropear algo que estamos calentando en exceso (los semiconductores son bastante sensibles al calor).

Vamos a resumir gráficamente todo el proceso de una soldadura a lo largo del tiempo:

 


En esta figura podemos ver 3 fases bien diferenciadas: calentamiento, estañado y protección.

La fase de calentamiento, que dura unos 2 segundos, es necesaria para que la temperatura de todos los elementos a soldar sea adecuada para que posteriormente el estaño se pueda difundir con facilidad.
Colocamos la punta del soldador en un punto que permita calentar a la vez todos los elementos a soldar.
LA PUNTA YA NO SE MOVERÁ DE ESE SITIO HASTA QUE SEA RETIRADO EL SOLDADOR.

La operación de estañado empieza unos 2 segundos después de haber empezado a aplicar calor y consiste en situar el estaño en un punto bien caliente (cerca de la punta del solador, no sobre ella) que sea común a las partes a soldar.
Como dichas partes ya han sido previamente calentadas, el estaño empezará a fundirse y a recubrir todas las zonas calientes de su proximidad.
Unos 2 segundos suelen ser suficientes para que se deposite el suficiente estaño y que este se fije bien a todas las partes.
EL ESTAÑO NO SE MOVERÁ DE SU PUNTO INICIAL HASTA SU RETIRADA.

Durante la fase de protección, ya sin aportar estaño, prolongamos un poco más la aplicación de calor para permitir que el fluido contenido en el alma del estaño (un fundente y protector) aflore y recubra todo el exterior de la soldadura dejando a esta más protegida contra oxidaciones, etc. haciendo así que dicha soldadura se mantenga en mejores condiciones a lo largo del tiempo.
El tiempo para esta fase será de alrededor de 1 segundo. Una vez finalizado retiraremos el soldador y dejamos que se enfríe la soldadura de forma natural. Esta debe de aparecer finalmente con un aspecto limpio y brillante, compacta y sin grietas, bolitas o cosas extrañas.
NUNCA SOPLAR, AGITAR, ETC. PARA ENFRIAR MÁS RÁPIDO LAS SOLDADURAS.


Imágenes de una soldadura real:

 
 

A: calentamiento.  B1 y B2: estañado.  C: protección.
Fijaros en que, durante todo el proceso, ni la punta del soldador ni el estaño se mueven de su posición inicial.


El tiempo de 5 segundos debe ser orientativo. Efectivamente, no vamos a estar con un cronómetro midiendo con precisión el tiempo de cada paso pero, mentalmente, debemos hacer un control para aproximarnos lo mejor posible a los tiempos comentados.

Ahora que ya sabéis la lección de como hacer buenas soldaduras ya sólo os queda hacer cuantas más mejor para ir cogiendo soltura y experiencia.
En nada estaréis ya haciendo soldaduras como las de un profesional … o casi ; -)

Un apunte más: si hacéis prácticas de soldadura en las cuales estáis trabajando sobre otras soldaduras anteriores es muy probable que no os salgan buenas soldaduras. Esto es debido a que se va acumulando porquería en cada soldadura y si no hay una buena limpieza -¿recordáis?- es difícil obtener soldaduras de buena calidad.
Limpiad bien los restos de soldaduras viejas antes de hacer las nuevas en el mismo sitio y no aprovechéis nunca el estaño de las viejas para volver a soldar.

Y otro: antes de realizar cualquier soldadura comprobad que el soldador haya alcanzado la temperatura de trabajo adecuada.

 


T.006 Minimizar

 

  ⇔ Condensadores: conversión entre micro, nano y pico Faradios  

[ by FAXTER ]

Antes de nada, sería bueno echarle un vistazo a la tabla de unidades típicas del Sistema Métrico Decimal (fig.A) ya que nos va a ser de utilidad para situarnos mejor en el tema que estamos tratando.

En dicha tabla podemos observar que, a partir de la llamada UNIDAD, tenemos hacia arriba una serie de unidades mayores que esta llamadas múltiplos y hacia abajo otra serie de unidades menores llamadas submúltiplos.

Si tomamos como unidad el METRO tendríamos:

hacia arriba -> el Decámetro: 10 metros (10e1), el Hectómetro: 100 metros (10e2), el Kilómetro: 1000 metros (10e3), etc.

hacia abajo -> el decímetro: la décima parte del metro (10e-1), el centímetro: la centésima parte del metro (10e-2), el milímetro: la milésima parte del metro (10e-3), etc.

Si tomamos como unidad el LITRO, estaríamos hablando de: Decalitros, Hectolitros, Kilolitros ... decilitros, centilitros, mililitros, etc.

Pues bien, si ahora tomamos como unidad el FARADIO podríamos hablar de: Decafaradios, Hectofaradios, Kilofaradios ... decifaradios, centifaradios, milifaradios, etc.

Sin embargo, como la capacidad más alta de los condensadores difícilmente supera el valor de 1 Faradio, no tendremos necesidad de utilizar las unidades múltiplos del Faradio.


¿Qué valores son entonces habituales en los condensadores?
Lo más habitual es trabajar con valores comprendidos entre los microfaradios y los picofaradios, es decir: micro, nano y pico faradios.

Para trabajar con condensadores, ¿necesito conocer y saber manejar todas esas cifras que aparecen reflejadas en la tabla como 10eX ?
No necesariamente. Para ciertos cálculos es conveniente familiarizarse con ellas pero, en cuanto al manejo de los condensadores en la práctica, puede ser suficiente con saberse bien lo que se muestra en la fig. B.


En la fig. B tenemos la tabla de las unidades más comúnmente utilizadas para el marcado de la capacidad en los condensadores.

Estas unidades, submúltiplos del Faradio, están en el orden descendente: micronanopico.

Observamos que la diferencia o salto entre cada una de estas unidades es de 1000.

También podemos ver a la izquierda una flecha hacia arriba que tiene al lado el símbolo de la división (÷) y, a la derecha, una flecha hacia abajo que tiene al lado el símbolo de la multiplicación (X).

Sería muy conveniente llegar a memorizar bien esta tabla.

Vamos a ver ahora lo sencillo que es trabajar con ella para hacer conversiones entre estas tres unidades.


Ejemplo 1
.- Pasar un valor de 10 microfarios a nanofaradios.

Tendríamos que pasar de la 1ª unidad (micro) a la siguiente (nano). El salto entre ellas es de 1000 y, como el salto es hacia abajo (flecha abajo) utilizaremos el operador de esta flecha, es decir, la multiplicación.

Entonces, sólo tenemos que multiplicar por 1000 el valor en microfaradios para pasarlo a nanofaradios:

10 microfaradios => 10 x 1000 = 10.000 nanofaradios


Ejemplo 2
.- Pasar un valor de 10.000 picofarios a nanofaradios.

Estamos en la última unidad (pico) y debemos pasar a la anterior (nano). El salto entre ellas es de 1000 y, como el salto es hacia arriba (flecha arriba) utilizaremos el operador de esta flecha, es decir, la división.

Entonces, sólo tenemos que dividir por 1000 el valor en picofaradios para obtener su valor en nanofaradios:

10.000 picofaradios => 10.000 / 1000 = 10 nanofaradios

 

Ejemplo 3.- Pasar un valor de 0,01 microfarios a picofaradios.

Tendríamos que pasar de la 1ª unidad (micro) a la 3ª (pico). Entre ellas hay un salto de 1000 y otro salto más de 1000, o sea: 1000 x 1000 = 1.000.000.

Como el salto es hacia abajo (flecha abajo) utilizaremos el operador de esta flecha, es decir, la multiplicación.

Entonces, sólo tenemos que multiplicar por 1000 y otra vez por 1000 el valor en microfaradios para obtener su equivalente en picofaradios:

0,01 microfaradios => 0,01 x 1000 x 1000 = 10.000 picofaradios

Como 1000 x 1000 siempre es 1.000.000, podríamos decir lo mismo de esta otra forma:

0,01 microfaradios => 0,01 x 1.000.000 = 10.000 picofaradios

 
O también podríamos hacerlo paso a paso (salto a salto):

0,01 microfaradios => 0,01 x 1000 = 10 nanofaradios . . . 10 nanofaradios => 10 x 1000 = 10.000 picofaradios



No me iréis a discutir ahora que no es fácil este método, ¿verdad? ;-)

 

Ampliación________________________________________

He visto en varias búsquedas de Google que hay gente que hace consultas extrañas sobre conversiones de Ohmios a micro, nano y/o pico Faradios ... e incluso de Metros a micro, nano y/o pico Faradios (???)

Es como intentar convertir metros a litros o manzanas a ciruelas. En este último caso, lo único que podríamos conseguir sería una macedonia de manzanas y ciruelas ... pero carecen de sentido dichas conversiones.

Es cierto que hay una relación entre los condensadores y los Ohmios pero no con otras unidades.
Los condensadores presentan una reactancia capacitiva llamada Xc, que es la oposición o resistencia que el condensador ofrece al paso de la corriente cuando se trata de corriente alterna. Dicha reactancia se expresa en Ohmios y viene dada en función de la frecuencia de trabajo y de la capacidad del condensador pero no existe una relación directa entre capacidad (micro, nano o pico faradios) y los Ohmios.

La fórmula de la reactancia capacitiva Xc, cuyo resultado se da en Ohmios, es la siguiente:

Xc = 1 / ( 2 * Pi * F * C )

donde Pi = 3,1416 ... F es la frecuencia (en Hertz) ... y C es la capacidad del condensador (en Faradios).


T.005 Minimizar

 

  La potencia de los altavoces  

[ by FAXTER ]

Muchas veces nos han dicho que debemos conectar a un amplificador altavoces de, como mínimo, la misma potencia de salida del amplificador. ¿Es correcta esta afirmación?.

En principio, sí.
Cuando se habla de que un amplificador es de 100W RMS, se está diciendo que dicho amplificador es capaz de entregar una potencia real de 100W sobre un altavoz de valor óhmico óptimo, CUANDO ESTÁ OPERANDO AL VOLUMEN MÁXIMO.
Esto quiere decir que, cuando su volumen es inferior al máximo la potencia que está entregando también es inferior a la máxima. En este caso, menor de 100W y, por tanto, un altavoz de menos de 100W podría soportarla perfectamente sin ningún problema.

Resumiendo:
Aunque no es prudente (si no es para pruebas), podemos utilizar altavoces de menos vatios (W) de la potencia del amplificador siempre y cuando tengamos controlado el volumen del mismo.
Si, p.ej., pusiéramos un altavoz de 50W a la salida de un amplificador de 100W y este lo regulamos con un volumen bajo, trabajaría correctamente ... pero si, en un despiste, abrimos el volumen (hacia el máximo), terminaremos consiguiendo un precioso altavoz chamuscado y con posibilidades de que provoque daños también al amplificador.

Nota:
Todo lo comentado en este truco se refiere siempre a la conexión de altavoces con un valor óhmico óptimo. En el truco: ¿De cuantos ohmios debe ser el altavoz a conectar? se comenta de qué va esa historia.


T.004 Minimizar

 

  ¿De cuantos Ohmios debe ser el altavoz a conectar?  

[ by FAXTER ]

Esta es una pregunta bastante frecuente que trataré de aclarar.
La carga de un amplificador de audio acostumbra a ser un altavoz o un grupo de altavoces y su valor se da en Ohmios.
Todo amplificador necesita a su salida una carga óptima. Lo ideal es colocar un altavoz de los mismos Ohmios que se indican en la salida del amplificador (o en sus características) pero, generalmente, podemos utilizar la
regla del doble/mitad para conectar un altavoz de cualquier valor óhmico que se encuentre entre esos dos valores.


Ejemplo:

Tenemos un amplificador de una potencia de 25W cuya carga óptima es 8 Ohms.
Esto quiere decir que dicho amplificador, a máximo volumen, entregará 25W a un altavoz de 8 Ohms conectado a su salida y este altavoz de 8 Ohms debe ser capaz de manejar, como mínimo, esa misma potencia: 25W.
 
Aplicando la regla del doble/mitad indicada, tendríamos un límite superior de 16 Ohms (8*2) y un límite inferior de 4 Ohms (8/2). Por lo tanto, un altavoz de entre 4 y 16 Ohms estaría dentro de un límite aceptable para conectar a la salida del amplificador del ejemplo.

Pero, ¿no pasa nada si aumentamos o disminuimos los Ohms respecto al valor óptimo?
Sí que pasa, por eso debemos controlar lo que estamos haciendo.

1.- Con el altavoz de 8 Ohms, el amplificador entrega a este 25W. Es el caso óptimo en este ejemplo.
2.- Al conectar altavoces de un valor óhmico más alto, la potencia que el amplificador entrega al   altavoz disminuirá, será menor de 25W en este caso.  Es por esto que apreciaremos que el amplificador “da menos caña”.
3.- Con altavoces de un valor óhmico más bajo, sucede justamente lo contrario: el amplificador entrega al altavoz una mayor potencia (o lo intenta). En este caso será mayor de 25W.

El caso comentado en el punto 2 no presenta mayor problema (ni peligro) a excepción de esa pérdida de potencia.
Lo comentado en el punto 3 hay que tratarlo con cuidado ya que puede acarrear problemas tanto para el amplificador como para el altavoz.

Para empezar, al bajar el valor óhmico de la carga estamos obligando al amplificador a dar una mayor potencia y, por tanto, una mayor intensidad o corriente. Esto puede ser un problema si los circuitos del amplificador y/o su fuente de alimentación no están preparados para manejar dichas corrientes.
También es posible que aumente la distorsión y el sonido pierda fidelidad.
Para terminar, al llegar más potencia al altavoz este debe ser capaz de manejar dicha potencia o, de lo contrario, lo achicharraremos.

Espero que a partir de ahora ya no tengáis que volver a haceros la pregunta del principio ;-)


T.003 Minimizar

  Usando Resistencias, Condensadores y Semiconductores  

[ by FAXTER ]

Cuando necesitamos utilizar componentes electrónicos, al montar o reparar un circuito, a menudo nos encontramos con el problema de que los que tenemos a mano no coinciden exactamente con los valores requeridos en el esquema o en el circuito. ¿Podemos usarlos igualmente?

Depende ...

Las resistencias deberán ser del valor ohmico (ohmios) igual o lo más próximo posible al indicado, pero su potencia (1/4W, 1/2W, 1W, etc.) puede ser diferente.
La potencia representa la capacidad de aguante de estas frente al calor generado por la corriente que las atraviesa, es decir: a mayor potencia, mejor disipación de calor.
Por lo tanto, se pueden utilizar sin problema resistencias de mayor tamaño (de más vatios) siempre que su valor ohmico sea el correcto.

Los condensadores son similares a baterías recargables y están continuamente cargándose y descargarse con las tensiones presentes en el circuito del que forman parte.
Será necesario tener en cuenta cuales son dichas tensiones máximas para evitar el empleo de condensadores que no puedan soportarlas, pero nada impide que utilicemos condensadores con mayores voltajes de carga ... simplemente “irán más sobrados”.
Por lo tanto, se pueden utilizar sin problema condensadores de mayor voltaje siempre que su capacidad (pico-faradios, nano-faradios, micro-faradios) sea la correcta.

Los semiconductores son más delicados.
Con los diodos podemos hacer como con las resistencias: utilizar diodos que soporten más intensidad de corriente (amperios) que la indicada no suele representar un problema.
En casos específicos, el empleo de un tipo u otro de diodo puede provocar alteraciones no deseadas en el funcionamiento del circuito, será necesario conocer bien sus características antes de sustituirlos sin ton ni son.

Los transistores, semiconductores como los diodos, pueden ser todavía más problemáticos que estos.
Se podrían utilizar transistores que soporten corrientes superiores a las indicadas pero, generalmente, los transistores de más potencia necesitan en su base una mayor tensión y/o corriente que los de menos potencia y eso no puede corregirse con el simple cambio del tipo de transistor.
Por lo tanto, no conociendo bien las características del transistor y sin saber que existe una buena compatibilidad, no es recomendable utilizar un transistor diferente al indicado (aunque sí podemos emplear transistores equivalentes).

Otros semiconductores como los circuitos integrados, son todavía más delicados.
Los circuitos integrados, esas cucarachas con patas (operacionales, puertas lógicas, etc.), están construidos internamente con un buen puñado de componentes discretos (transistores, diodos, resistencias, condensadores) y son, por tanto, bastante más complejos que un simple transistor.
Por lo tanto, deberemos utilizar siempre circuitos integrados idénticos a los indicados u otros circuitos integrados que sean equivalentes y perfectamente compatibles con estos.


T.002 Minimizar

  Transformadores adaptadores de impedancia  
[ by FAXTER ]

Un mal acoplamiento de impedancias entre diferentes dispositivos suele acarrear una perdida innecesaria de energía, lo cual acostumbra a ocasionar no pocos problemas. Por esta razón, muchas veces se recurre a elementos acopladores de impedancias como los transformadores. 

En aquellas ocasiones en las que es necesario el uso de un transformador para acoplar las impedancias de algún dispositivo, no siempre se sabe buscar el tipo de transformador adecuado.

Supongamos que necesitamos un transformador para adaptar la impedancia de un micrófono de 200 Ohm a una entrada para su conexión que tiene una impedancia de 80.000 Ohm.
Lo lógico sería ir a la tienda y pedir un transformador para micrófono de 200 Ohm a 80 K Ohm ... aunque seguramente no encontraremos muchas veces los transformadores solocitados.

La mejor forma de hacerlo es aplicando la siguiente fórmula de conversión:

... así, si no encontramos un transformador de 200 Ohm – 80 K Ohm, podemos intentar localizar un transformador con una relación de 1/20, que sería lo mismo y, además, sirve también para utilizar con otros valores de impedancias que contemplen la misma relación de transformación (R. de T.) como, p.ej., 50 Ohm y 20.000 Ohm.


T.001 Minimizar


  Puesta en fase de los altavoces  
[ by FAXTER ]

Cuando se conectan entre sí dos o más altavoces, una incorrecta puesta en fase de los mismos tiene como consecuencia una perdida de potencia, apreciable sobre todo en las bajas frecuencias, debido a que unos conos se estarán moviendo en sentido contrario a otros.

Para ello deben conectarse correctamente según el código que indique su "polaridad": signos (+) y (-), punto rojo y negro, etc., según se muestra en la figura:

En caso de no existir dichas marcas o querer cerciorarnos de que son correctas, tomaremos una pila de 1,5 V y procederemos según muestra la figura:

Al conectar la pila a los terminales del altavoz, su cono se desplazará hacia adentro o hacia afuera. Buscaremos el desplazamiento hacia afuera (girar la pila si fuese necesario).
Ahora observaremos la conexión de la pila para ver en que terminal del altavoz tenemos aplicado el polo positivo (+) y ese terminal del altavoz lo marcaremos como (+) o con un punto rojo.


www.Faxter.es [desde el 2008 hasta el infinito]